Es necesario que le enseñe a su hijo sobre las alergias alimentarias para fomentar su seguridady autoconfianza. Su meta es que el niño sea autónomo y que tenga conocimientos y habilidades que lo ayuden a participar de manera segura en sus actividades diarias.

Sea confiable. Si usted lee siempre las etiquetas y lleva consigo la medicina de emergencia, su hijo va a aprender que hacer esto es importante para estar a salvo. ¡Hasta los niños más pequeños miran y aprenden!

Enséñele por qué es importante seguir las reglas. Trate de enseñarle de una forma en que pueda entender, lo cual va a ser diferente dependiendo de la edad y de su desarrollo. Los comportamientos de rutina lo harán sentirse tranquilos y seguros. Use libros infantiles como herramientas de enseñanza para estimular hábitos, tales como lavarse las manos. Los niños pequeños también pueden aprender esta práctica.

Planee con anticipación los eventos que incluyan alimentos. Los niños disfrutan de las preparaciones previas a un evento, como las fiestas de cumpleaños. Ayúdelos a encontrar maneras de resolver los problemas comunes que puedan aparecer.

Enseñe a decir “no gracias” de una manera educada. Si está seguro de que un alimento es riesgoso, debe sentirse confiado para decir “no gracias”. Enséñele esta habilidad lo antes posible. Use juego de roles y practique palabras que el niño pueda usar para sentirse seguro en situaciones reales.

Motive la honestidad y la comunicación abierta. Su hijo debe sentir que puede compartir sus sentimientos e información sin miedo a recibir un castigo. Esto incluye situaciones en las que las reglas sobre las alergias han sido rotas. Si el niño tiene miedo puede esconder información y usted va a perder la oportunidad de que resuelvan juntos el problema.

Trate de no usar palabras terribles para describir las alergias. Su hijo escucha conversaciones que usted tiene con otras personas, por lo que trate de evitar el uso de frases como “su alergia es mortal”. Para los niños pequeños, frases como “el huevo puede enfermarte” o “el maní (cacahuate) no es bueno para tu cuerpo”, podrían funcionar mejor. A medida que crecen, los niños van a ser capaces de entender el papel que cumple el sistema inmunológico. Por ejemplo, “el sistema inmunológico, que es la parte del cuerpo que lucha contra los gérmenes, confunde un alimento por algo dañino. Cuando el sistema inmunológico ataca, se produce la reacción alérgica”.

AllergyHome Logo Additional Information
.

Children’s Book Everyday Cool with Food Allergies by Michael Pistiner, MD, MMSc

0fd36db535
/guia/wp-admin/options-general.php?page=emc2-popup-disclaimer/emc2pdc-admin.php
5bb4d62fe6
127
1
Acepta
Declina
http://espanol.allergyhome.org
1

Toda la información contenida en la página web Allergyhome.org está destinada solo para propósitos informativos y educativos. La información proporcionada en la página web está diseñada sólo para fines educativos y no tiene la intención de reemplazar el asesoramiento, el diagnóstico ni el tratamiento médico profesional. Cualquier información que usted reciba en AllergyHome.org debe ser verificada con su proveedor de servicios para la salud. Además, las decisiones con respecto al cuidado de la salud no deben basarse solo en el contenido de esta página web; sino con una discusión con su proveedor de servicio de salud. Los consumidores nunca deben ignorar o demorar la búsqueda de servicio médico por el contenido expuesto en este sitio. Su uso en este sitio no crea una relación paciente-médico entre usted y AllergyHome.org. La información médica cambia constantemente. Por lo tanto, la información de este sitio o las páginas web vinculadas no deben ser consideradas como completas o exhaustivas, ni debe confiar en tal información para recomendar un tratamiento para usted o cualquier otro individuo. La dependencia en cualquier información proporcionada en este sitio o páginas enlazadas será realizada solo bajo su propio riesgo.

 

Acepta Declina